Análisis

Íñigo Díaz de Espada

Vicepresidente de la Fundación Cepsa

La Laguna Primera de Palos, 20 años de un hito en sostenibilidad

La transición energética requiere que las empresas muestren su compromiso con el medio ambiente mediante proyectos ecológicos y medidas de eficiencia en el empleo de recursos, como agua y electricidad.

El deber con la sostenibilidad es imperativo para construir un mundo y una sociedad mejores. Por este motivo, las actuaciones que desarrollen no deben ser puntuales, sino realistas y efectivas a largo plazo. Un ejemplo, representado en los ODS números 14 (vida submarina) y 15 (vida de ecosistemas terrestres) y en línea con el Decenio de la ONU sobre la Restauración de los Ecosistemas, es el proyecto de la Laguna Primera de Palos, en Palos de la Frontera (Huelva), que cumple 20 años.

Esta intervención, trabajo colaborativo con la Junta de Andalucía, representa un hito dentro de las políticas de sostenibilidad en España. Situada en las proximidades de las instalaciones de Cepsa, la laguna forma parte de un espacio natural de gran relevancia como es el Paraje Natural Lagunas de Palos y Las Madres. Pertenece a la Red Natura 2000 y desde 2006 es Humedal de Importancia Internacional (Zona Ramsar), acuerdo internacional que promueve la conservación y el uso racional de estos espacios. Un total de 152 especies de aves visitan la laguna; de ellas, 61 amenazadas.

Desde el primer momento, Cepsa y su Fundación trabajaron por una restauración integral desde una triple perspectiva: recuperación ecológica, restauración paisajística y sensibilización ambiental.

Uno de los aspectos más relevantes de la restauración ecológica fue la recuperación de áreas inundables de carácter somero, pues resulta un recurso esencial para numerosas aves acuáticas. Sin descartar los trabajos en la orla del bosque ripario, crucial en la cría y refugio de la fauna, y en la salvación del bosque litoral aledaño. Esta vegetación es muy relevante al limitar los procesos erosivos y de colmatación de la Laguna. Para ello, se emplearon especies exclusivamente autóctonas, un total de 98, de las que 24 correspondían a especies amenazadas, muchas ya habían desaparecido del lugar.

En cuanto a la calidad paisajística, se modificó la topografía y se crearon pantallas vegetales que aíslan este enclave de las infraestructuras de su entorno (agrícola, industrial y de comunicación), favoreciendo la tranquilidad de las especies que la habitan.

Por último, el tercer foco de actuación ha sido el de la educación ambiental y puesta en valor como recurso pedagógico, acercándola a las poblaciones circundantes. El conocimiento de sus valores es fundamental para asegurar la correcta conservación de este entorno. La Fundación Cepsa, con la inestimable ayuda de las delegaciones territoriales de Educación y Desarrollo Sostenible, creó una infraestructura para el uso público dotadas de material divulgativo y didáctico. Gracias a ello, se ha conseguido que cerca de cien mil personas visiten este espacio natural desde 2001, sin olvidarnos de la aportación de programas educativos como el Campus de la Energía, el Día Mundial de los Humedales, las Jornadas de Puertas Abiertas, las Jornadas de Anillamiento y visitas con los grupos de interés. Paralelamente, se ha profundizado en trabajos sobre la flora y la fauna, incluyendo insectos, anfibios, reptiles, mamíferos, aves migratorias y limnología con universidades e instituciones.

Sin embargo, la responsabilidad de Cepsa y su Fundación no quieren acabar aquí. Sus actuaciones en otros espacios como Marismas del Odiel (Huelva) o la Estación Biológica de Madrevieja (San Roque) manifiestan el compromiso. Desde Cepsa mantenemos la voluntad firme de seguir trabajando por la sostenibilidad, innovando y comprometiéndonos con la transición energética y con el cuidado ambiental, como ya hizo hace 20 años rehabilitando de forma pionera la Laguna Primera de Palos.

Si la quieres conocer, llámanos. Será un placer acompañarte.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios