🌧️ La lluvia acaba de un plumazo con el buen tiempo en Sevilla

Análisis

Dr. bartolomé beltrán

Manejar la fibromialgia

Aunque para muchas personas se trata de una gran desconocida, la Fibromialgia es una enfermedad y está considerada como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de que no se sabe exactamente su origen, sí que se conoce que hay una serie de factores desencadenantes que cuando actúan sobre un sujeto predispuesto genéticamente se incrementa la probabilidad de desarrollar esta enfermedad. Tal y como afirman desde la Sociedad Española de Reumatología, los síntomas más comunes son el dolor crónico generalizado, la fatiga intensa, alteraciones del sueño, parestesias en extremidades, depresión, ansiedad, rigidez articular, cefaleas y sensación de tumefacción en manos.

Se trata de una patología de difícil tratamiento, por lo que es importante conocer tanto lo que hay que hacer como aquellas actuaciones más frecuentes en la práctica clínica que pueden perjudicar el pronóstico de estos pacientes. Para facilitar esta labor la SER ha publicado recientemente un documento con recomendaciones para facilitar un manejo y actuación adecuada de todos los especialistas en el que también han participado, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud, el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España y la Sociedad Española de Fibromialgia y Fatiga Crónica.

Además los expertos han llegado a una serie de conclusiones. La primera es la importancia de hacer el diagnóstico de la fibromialgia. Tal y como afirman los expertos de la SER, el paciente mejora con el diagnóstico, se siente más seguro para afrontar su enfermedad y esto redunda en una presión menor del sistema sanitario con una reducción del coste económico. Respecto al tratamiento, los especialistas ven que es necesario prescindir de algunos fármacos que no han demostrado eficacia y a largo plazo resultan perjudiciales, como los opioides mayores, las benzodiacepinas y los AINE, frecuentemente utilizados para el tratamiento de los pacientes con fibromialgia. Para los expertos, los datos recientes sobre la toxicidad de los opioides mayores y de las benzodiacepinas desaconsejan su empleo.

Asimismo, los autores llegan a la conclusión de que es muy imprescindible para tener un buen conocimiento de su enfermedad. Por este motivo, en la guía se subraya la importancia de que los pacientes con fibromialgia deben recibir información adecuada sobre su enfermedad o realizar intervenciones educativas como parte del tratamiento, para mejorar así la sintomatología para su automanejo y la aceptación de la patología.

Otro de los manuales que explican a los pacientes de manera clara y concisa aspectos relevantes de la enfermedad es el documento "Aprendiendo a Convivir con la Fibromialgia", en el que se recogen preguntas y respuestas no solo para las personas que la padecen, sino también para sus familiares y cuidadores. Además, incluye consejos sobre el manejo de la enfermedad y otros recursos de utilidad como los contactos de asociaciones de pacientes o recursos de internet.

Hay que recordar que toda la información no sustituye la opinión ni los consejos del médico u otros profesionales como enfermeras especializadas. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios