Siempre nos quedará Dos Hermanas... Esto es lo que decían algunos del PSOE en los peores momentos, por ejemplo en las elecciones municipales de 2011, cuando los 20 concejales de Zoido en Sevilla para el PP. Francisco Toscano es alcalde nazareno desde hace 35 años. Entró el mismo día que Manuel del Valle en Sevilla, para que se hagan una idea. Nunca ha sido consejero de la Junta, ni ministro, pero se sabe orientar. Con Felipe empezó como abogado laboralista, a Zapatero le llenaba el velódromo y a Pedro Sánchez le vio pronto su encanto, cuando Susana Díaz no le encontraba ninguno y se postulaba ella. Como lo de Toscano es mantener la Alcaldía eterna, no entraba en las quinielas para ser ministro. Y, al final, otra que tampoco entraba se lo ha encontrado: María Jesús Montero.

Con esta desubicación se ha demostrado que el enemigo depende del día. Siempre recuerdo la cita de Camilo José Cela en La familia de Pascual Duarte: "Dedico esta edición a mis enemigos, que tanto me han ayudado en mi carrera". Alegrar a un enemigo es caritativo. Cuando Pedro y Susana se enfrentaron a muerte, cuando Verónica pasó por la sede de Ferraz; y después, cuando aquella campaña en la que no se sabía si había dos PSOE (o incluso tres), ¿con quién iba María Jesús Montero?

Algunos decían que era la sucesora natural de Susana Díaz, cuando ella se convirtiera en la lideresa del PSOE y se mudara a Madrid. ¡Glub! Conste que María Jesús me parece de lo mejorcito de la Junta, incluso antes de ser nombrada ministra; y ha sido una consejera inteligente, que sin ser de la cuerda de Quico Toscano, ha procedido con semejantes habilidades. Sobrevivió a Manuel Chaves y José Antonio Griñán (en cuyos gobiernos participó como consejera de Salud, sin que la rozara un varal de los ERE), y después con Susana Díaz, que la pasó a Hacienda. La gente decía: ¿cómo puede ser consejera de Hacienda una médica? Pues ya ves. Aquí lo mismo se gestiona un hospital que el IRPF. Para todo hace falta dinero.

Hablando de dinero: a Susana Díaz le ha tocado la lotería de la financiación autonómica. Meritxell Batet que dialogue con los catalanes en Administraciones Públicas, pero la pela es la pela. Y la pela ha tocado en Sevilla. Tanto pelearse con Rajoy y Montoro por la financiación, y ahora depende de ella misma. Autofinanciación. Y siempre les quedará Dos Hermanas, con su oráculo, por lo que pueda pasar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios