La Bolsa española cayó ayer el 0,5% y perdió la cota de 10.400 puntos, con lo que vuelve a niveles del inicio del año, arrastrada por los descensos que registraron la mayoría de los grandes valores, entre ellos el BBVA, tras haber presentado sus cuentas anuales. Con la prima de riesgo en 69 puntos básicos (mínimos de abril de 2010), el Íbex 35, principal índice selectivo español, restó 52,50 puntos, ese 0,5%, hasta 10.399, con lo que reduce las ganancias acumuladas en el año al 3,54%.

Aunque Milán subió el 0,15%, el resto de plazas europeas también siguió la tendencia negativa y Fráncfort perdió el 1,41%; Londres el 0,57% y París el 0,5%, un día después de que la Reserva Federal (Fed) estadounidense mantuviese los tipos de interés.

El cierre sí fue positivo en Tokio, que subió un 1,68% y rompió con seis días de caídas.

BBVA fue uno de los valores más castigados al ceder el 1,45%, después de anunciar que en 2017 ganó 3.519 millones, un 1,3% más que en 2016.

El resto de pesos pesados del índice cotizaron a la baja, Inditex retrocedió el 2,01% y fue el farolillo rojo del selectivo, seguida por Iberdrola, el 0,79%; Banco Santander, el 0,70% y Telefónica, el 0,68%. Repsol subió el 0,96%.

Tras Inditex, Grifols se dejó el 1,78%, mientras Gas Natural encabezó las ganancias con un avance del 2,61%.

Al cierre, el barril de crudo Brent se encarecía hasta 68,93 dólares. El euro se cambiaba a 1,249 dólares.

En el mercado continuo, que ayer negoció casi 2.300 millones, los derechos de ampliación de Vértice 360 bajaron el 6,15% mientras los de Prisa avanzaron el 17,18%.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios