Análisis

Fernando faces

Los Presupuestos del Gobierno andaluz

El Gobierno andaluz ha presentado su proyecto de Presupuestos de 2020. Un proyecto que debe de cumplir con lo siguientes requisitos: que el cuadro macroeconómico de previsiones sea creíble y que el diagnóstico de la economía andaluza sea objetivo; que los objetivos presupuestarios sean coherentes con el diagnóstico; que las previsiones de ingresos sean consistentes con las previsiones económicas; que el presupuesto de gastos y las acciones planificadas sean los adecuados para cumplir con los objetivos, y que el presupuesto cumpla con los objetivos de estabilidad .

La previsión económica es que el PIB de Andalucía crecerá un 1,9% en 2020 y se crearán 60.000 puestos de trabajo. El informe del Airef considera la previsión prudente. En cuanto al diagnóstico es acertado y objetivo. Durante la recesión, la brecha de crecimiento y empleo ha aumentado. Las causas son la baja productividad y la escasa capacidad de creación de empleo como consecuencia de un modelo productivo de bajo valor añadido, la escasa industrialización y la insuficiente capitalización, la reducida innovación e investigación, la inadecuada formación y capital humano, el deficiente tejido empresarial en número, tamaño y calidad, la insuficiente internacionalización, la baja calidad de las políticas de empleo, la excesiva burocracia y baja calidad institucional, la deficiente gestión de los recursos públicos y el crecimiento de las desigualdades.

Los objetivos presupuestarios son coherentes con el diagnóstico. El objetivo principal es la convergencia de Andalucía con España y Europa , la mejora del bienestar social y la gestión eficiente de los recursos públicos. Las actuaciones planificadas están de acuerdo con el diagnóstico y con los objetivos: optimización de las políticas de empleo, dinamización industrial, eficiencia energética, formación profesional, conocimiento e innovación, sostenibilidad ambiental, emprendimiento innovador y economía digital, digitalización de las pymes simplificación de la regulación económica, etcétera.

Por el contrario, el presupuesto de gastos es parcialmente coherente con el cumplimiento de los objetivos. Las partidas de gastos mas alineadas y que más crecen son las de investigación, desarrollo e innovación (11,9%), comunicaciones , fomento empresarial (7,8%), Justicia (6,8%) y turismo (4,7%). También los gastos sociales: sanidad (4,1%), educación (3,6%), promoción social (4,9%). Por el contrario sorprende la escasa coherencia con los objetivos del crecimiento de partidas de gasto como la alta dirección de la Junta (10,7%) y la Administración General (8,0%) y en general la de personal y la de gastos corrientes. Tampoco es coherente la reducción del gasto en industria y energía (-17,4%), en dinámica económica e industrial (-3,4%), y en comercio (-4,2%).

Es preocupante el fuerte incremento en el gasto de deuda pública (20%). La previsión de ingresos parece ligeramente optimista. Por lo demás es un presupuesto expansivo (5,4%) y equilibrado (déficit cero), adecuado para una fase de desaceleración económica. En cuanto a la estabilidad financiera el informe del Airef considera factible que Andalucía alcance el déficit cero, pero podría incumplir la regla del gasto en 2020. También considera factible el objetivo de deuda. Según el Airef el riesgo de sostenibilidad financiera de Andalucía es ligeramente alto por su elevada deuda pública y la persistencia del déficit. En este sentido recomienda llevar una estrecha vigilancia de la ejecución presupuestaria.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios