Los mercados se reaniman en Europa con unas noticias más favorables ayer de Italia, tras las dudas predominantes en las últimas sesiones, y a la espera de conocer el IPC de EEUU. El Gobierno de Italia anunció que el impuesto sobre los ingresos netos por intereses tendría un tope del 0,1% de los activos totales del banco, algo que reduciría de forma significativa el impacto de la medida al reducir la recaudación total de impuestos de 4.500 millones de euros a 2.500 millones de euros. Esta suavización permite revertir parte de las caídas de las últimas sesiones en los bancos italianos, y cuyo impacto arrastró a todo el sector en Europa. En este contexto, en Europa, el Eurostoxx 50 subió un 0,7% y el Íbex 35 sube por encima de 9.350 puntos.

En renta fija, jornada con pocas variaciones a la espera de conocer el IPC de julio de EEUU. Tras la publicación de diversos indicadores que señalan una paulatina ralentización de la actividad económica global, el dato inflación del pasado mes podría consolidar el proceso de normalización de los precios en niveles cada vez más cercanos al objetivo del 2% interanual marcado por la Fed. En este sentido, los bonos soberanos de mayor duración han mostrado un ligero repunte de las TIRes, mientras que los tramos cortos apenas han registrado variaciones. Una evolución que confirma que los inversores estarían empezando a descontar una inminente pausa en el actual ciclo de subidas de tipos, con el mercado otorgando una baja probabilidad de un último incremento de 25 puntos básicos de la tasa de fondos federales en la reunión de septiembre.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios