Análisis

FÁTIMA DÍAZ

Terapia para varias generaciones

Nadie tiene la clave para el éxito seguro en televisión pero hay algunos factores que ayudan: las historias humanas bien contadas, los formatos basados en experimentos sociológicos, y la ternura de los niños, por ejemplo. Calidad, innovación, emoción y diversión; elementos que combina a la perfección Cosas de la edad, el nuevo docurreality de #0, en Movistar+. Un encuentro entre pequeños y mayores, con casi un siglo de diferencia, que provoca una verdadera revolución de sentimientos.

¿Quién es más sabio: un niño de cuatro años o una persona de 70? En Cosas de la edad descubriremos que el tiempo de jugar y aprender no termina nunca, y que cuando pequeños y mayores lo hacen de manera conjunta, todos salen ganando. Los espectadores ya disfrutan de esta pionera, emotiva y divertida experiencia televisiva las noches de los lunes en #0.

Siguiendo la línea de espacios como Radio Gaga o La vida secreta de los niños, cuyo espíritu forma ya parte de la identidad y el ADN de #0 y en los que la emoción y las sonrisas dan forma al estado anímico del espectador, Cosas de la edad acaba de llegar a este canal exclusivo de Movistar+ para demostrar que la veteranía y el cariño a la hora de contar anécdotas son la mejor enseñanza para los que tienen toda la vida por delante, mientras que la inocencia y la vitalidad de los niños tienen la capacidad de curar y rejuvenecer a los que ya han atravesado la mayor parte de la vida. Cosas de la edad es un programa lleno de ternura, espontaneidad y muchas risas, y muestra la eficacia de estas terapias intergeneracionales.

A lo largo de seis semanas, un grupo de diez niños de cuatro años visita una residencia de mayores para acompañarles en su día a día y hacer distintas actividades con ellos, sacándoles de sus rutinas para compartir tiempo, emociones y risas. Juntos, compartirán experiencias y actividades en el centro, en su jardín o en su huerto, regalándonos momentos llenos de diversión y de emoción que para muchos de ellos supondrán todo un reto. Un grupo de expertos formado por un psicólogo evolutivo, un sociólogo intergeneracional y una geriatra, observa y evalúa los progresos en cada entrega.

El canal #0 siempre ha apostado por programas arriesgados, que emocionen y hagan pensar. Cosas de la edad vuelve a lograrlo: hará que usted ría, llore, pero sobre todo piense cuál es su relación con los mayores de su entorno. Será difícil terminar el primer episodio sin coger el teléfono y llamar a su madre, su padre o sus abuelos. Se trata de una televisión que forma, cultiva y a la vez entretiene, que nos hace mejores. Un buen programa sobre y para buenas personas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios