Os venero con todo mi corazón, Virgen Santísima". Así empezaba la sabatina que nos enseñó don José Polo (antes de la obra) a los pies de la Virgen de las Aguas, patrona de la iglesia colegial del Salvador. "Y os ofrezco mi alma con todas sus potencias...mi corazón con todos sus afectos... mi cuerpo con todos sus sentidos". Y me pregunto: ¿están las hermandades y cofradías poniendo todo lo que tienen en las veneraciones cuaresmales que se vienen organizando? Hay ejemplos verdaderamente loables, como los que corporaciones humildes y de gloria vienen realizando (verbigracia, la Pastora de Santa Marina), pero otros muchos, de cofradías potentes y de gran calado, rayan en la mínima expresión, equivocando a la opinión cofradiera con un falso halo de restriccionismo (pedazo de "palabro", como le digo yo a mis niños calasancios).

Ponga usted cuatro cositas y déjese llevar por el velo negro de la desidia y la "opresión horaria". Deje usted caer cuatro pliegues y ármese en el patio de cuadrillas de la "imposibilidad". Vista la cuaresma de rutina y coja la corneta del "toque de queda" para que suene la flauta por casualidad. ¿Qué te ha pasado, Sevilla? ¿Dónde está tu empeño, tu espíritu, tu esencia barroca hasta la máxima expresión? ¿Dónde andan dubitando esos priostes, esos hijos de Pepe de las Salesas, Gamero y de Rodríguez Ojeda? Los de tornillos, los de encajes, las cuadrillas de jóvenes, ¿dónde están? (Verás que viene Jorge Manrique y me denuncia por plagio de sus coplas a la muerte... de un prioste).

A los mayordomos nos cuesta bastante soltar un duro, eso ya lo sabemos. Pero, miarma, al menos a ver si discutimos. Las hermandades que tengan posibilidades y recursos, que se luzcan. Las que tengan menos y deban buscar, rebuscar y recoger... vamos a ello. Que el siglo XX inventó los besamanos para gloria de Dios... y el XXI las veneraciones, para disgusto de algunos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios