Consejos Dónde aparcar cerca del Circo del Sol en Sevilla

Victoria Federica, la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, ha sentado un precedente en la realeza española: se ha convertido en la primera it girl Borbón. Sin la rubiez típica de sus primas Leonor y Sofía, muy alejada de la belleza casi sueca de Irene Urdangarín, Vic -como la llaman en su entorno cercano- se está ganando a pulso un hueco en las redes sociales como influencer, y también en las revistas del corazón y de moda por su elegancia.

Poco queda ya de esa niña sosa, desgarbada y flacucha que pasaba casi desapercibida para los fotógrafos y que buscaba a grititos a sus amigas en Sotogrande o acompañaba a su madre a los eventos posando sin gracia alguna, incluso en ocasiones a regañadientes. Adiós a la princesita decimonónica y hola a la royal estilosa y sexy.

El estilo boho chic de adolescente de Victoria ha dado paso a uno mucho más depurado y sofisticado, cuidado al detalle. Para eso su padre, Jaime de Marichalar, es el gran entendido en moda que es, miembro del consejo de administración de Loewe, integrado en el conglomerado LVMH Moët Hennessy & Louis Vuitton. Su primogénita ha heredado, no cabe duda, su buen gusto y saber estar.

Con sólo 24 publicaciones desde que abrió al público su perfil de Instagram -hace un par de meses-, la sobrina de Felipe VI ya acumula casi 92.000 followers. La mayoría de post son fotos con su novio, Jorge Bárcenas, con el que sale desde hace dos años, o con su gran amiga María García de Jaime, una de las influencers españolas más seguidas amén de leal escudera de Vic.

La hija mayor de la infanta Elena se está aficionando a las alfombras rojas en las que, por cierto, deslumbra con estilismos despampanantes y elegantísimos. Ejemplo de ello son sus apariciones estelares en la gala de la revista Elle en Sevilla, en los premios BMW de pintura en el Teatro Real, y en la última fiesta de Moët & Chandon.

Carne de photocall de un tiempo a esta parte, también lo es de críticas. Por ejemplo, por la información publicada por varios medios sobre su decisión de independizarse con su pareja DJ a un pisito de lujo alquilado por la friolera de 5.000 euros al mes. Jaime de Marichalar ha desmentido esta noticia; sostiene que sigue residiendo en el domicilio de la madre salvo contadas escapadas con su novio.

Tampoco es cierto, al parecer, que el novio de la joven, que se hace llamar artísticamente Barce, tenga alguna vinculación familiar con el ex tesorero del PP Luis Bárcenas, ni con el músico Willy Bárcenas del grupo Taburete. No comparten nada más que el apellido, según ellos mismos han comentado alguna vez.

Dando que hablar, aunque sea para mal, Victoria siempre está en las revistas últimamente. Su trayectoria apunta a que será la Borbón que nos robe el corazón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios