Análisis

Miguel Rus, presidente de la CES/ Carlos Aristu, secretario general de CCOO de Sevilla / Juan Bautista Ginés, secretario general de UGT Sevilla

El diálogo social, herramienta clave para salir de la crisis

Empresarios y sindicatos pedimos a los políticos a que no hagan política pensando en encuestas

Estamos aún inmersos en una crisis sin precedentes en nuestra época contemporánea. La excepcional situación sanitaria, con la pérdida irreparable de seres queridos y un cambio abrupto sobre nuestras formas de convivir y relacionarnos, conlleva también una dura afectación sobre la actividad económica, el empleo y el riesgo de deteriorar los indicadores de cohesión social. Asistimos así a una etapa de transformaciones, en múltiples dimensiones, que determinarán en buena medida nuestro modelo de sociedad para las próximas décadas. Toca, por tanto, estar a la altura.

Como representantes de los principales agentes sociales y económicos de nuestra provincia, compartimos la necesidad de aprovechar el diálogo y la búsqueda del consenso como herramientas para aunar esfuerzos, recursos y resolver contradicciones en favor del interés general y el bien común. En esta dura etapa las organizaciones empresariales y sindicales hemos alcanzado en nuestro país acuerdos de enorme envergadura y valor social que han supuesto la salvaguarda de millones de empleos y la supervivencia de decenas de miles de proyectos empresariales. También en el ámbito provincial se han fraguado acuerdos que han servido como hoja de ruta para proteger nuestro tejido económico y ofrecer protección a las personas más vulnerables cuando más lo necesitaban. Con toda modestia, creemos que el diálogo social y la dilatada cultura de negociación y cercanía con la realidad, ha evidenciado el papel que nuestras organizaciones aportan a nuestra democracia.

De la misma manera, lamentamos asistir a un escenario político que poco o nada se parece al deseable. La escalada de tensión y confrontación permanente, acompañada incluso de un lenguaje que poco contribuye a la convivencia y el reencuentro tras un año especialmente duro, lo dificulta sobremanera la generación de los necesarios procesos de diálogo que debieran dar pie a acuerdos de Estado en torno a las cuestiones fundamentales.

Nuestro país, y de forma especial provincias como Sevilla, debe aprovechar los fondos europeos para facilitar la recuperación de la actividad y el empleo, y abordar las diversas transformaciones necesarias para fenómenos de nuestro tiempo como la revolución industrial 4.0 o el cambio climático. En este sentido, los sindicatos y los empresarios de Sevilla vamos a seguir luchando por las inversiones que nuestra provincia necesita, que desde hace años están paradas y que ahora se hacen más necesarias que nunca porque esta crisis no va a hacer más que acentuar las grandes carencias en infraestructuras y movilidad que tiene Sevilla. Unos proyectos que además traerán actividad económica y empleo.

Estamos en unos momentos muy difíciles, pero también estamos ante una enorme oportunidad para la gran política y para los grandes acuerdos. Hay que apostar por el diálogo social y la interlocución directa y coordinada entre administraciones, partidos políticos, sindicatos y empresarios como eje central de un plan global de reestructuración económica y por el empleo.

Reclamamos que las administraciones no tomen decisiones unilaterales que afecten a las empresas y al empleo, sin tener en cuenta a los representantes de las organizaciones sindicales y empresariales más representativas. Reclamamos, así, un espíritu de acuerdo y diálogo sobre el que pivoten las principales políticas públicas. Tenemos que estar a la altura de lo que se espera de nosotros, tenemos que generar soluciones, empleo y confianza. Tenemos que relanzar nuestra economía e impulsar sectores económicos tremendamente dañados. Sólo juntos saldremos adelante.

Los sindicatos y los empresarios de Sevilla hacemos un llamamiento a los políticos para que se dejen de hacer política pensando en las encuestas y se pongan a trabajar por los ciudadanos. Ahora es el momento, ya hemos sufrido bastante al padecer esta dura crisis sanitaria. Toca remar todos en la misma dirección para sacar adelante a Sevilla y a nuestro país.

Para que todo esto pueda llevarse a cabo, es necesario tener generosidad y altura de miras y poner en practica la principal razón por la que se debe estar en política: "La mejora de la vida de los ciudadanos principalmente de los que más lo necesitan". En ese camino siempre nos tendrán a su lado a los sindicatos y a los empresarios, todos trabajando para acabar cuanto antes con esta crisis sanitaria y económica a la que nos ha condenado el Covid-19.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios