SORTES Lotería Nacional, Bonoloto y Primitiva: resultados de este 2 de febrero

Análisis

francisco andrés gallardo

¿Cuándo superará Carlos Herrera a la Cadena SER?

Pasan los años y el EGM sigue tal cual como termómetro de las audiencias de la radio. Una demoscopia que se antoja superada en tiempos instantáneos pero que aún es la herramienta aceptada por todos para colocar las posiciones, más o menos aproximadas, de los contenidos. La oleada publicada en esta semana dibuja un estrecho margen en el horario principal, la mañana, y entre los dos programas con más seguidores, Hoy por hoy y Herrera en COPE. Miles arriba y abajo, con esos postes que se pierden por el mapa y respuestas que a veces parecen caprichosas o nebulosas, este duelo está más disputado que nunca. Igual Angels Barceló se despega en primavera como puede suceder lo contrario, que se vislumbra como más probable. Lo que se detecta al menos es que cuanta menos popularidad tiene el actual Gobierno más aceptación tienen los editoriales del almeriense.

El EGM se basa en impresiones más que en precisiones pero habrá que reconocer que Carlos Herrera, capaz siempre de cambiar el tono de su maratón con apenas un gesto, reúne una parroquia variopinta y es escuchado (que es más que oído) por afines y detractores, valor que no destaca en su rival, Barceló. Con el tercero, Carlos Alsina, siempre parece que el estudio trimestral no es siempre generoso con lo que realmente genera. Tanto RNE como Canal Sur Radio se ven sujetas a los vaivenes de sus corporaciones y a la fidelidad de la televisión. Ambas emisoras siempre estarán ahí lastradas por la popa.

En los transistores de siempre el dial parecía anclarse en la emisora de cabecera. Las mediciones del EGM no registran el zapeo que se puede hacer oyendo la radio en el coche o en el móvil. Se puede empezar la hora escuchando a Herrera, seguir por la tertulia de Barceló y pasar al entrevistado de Alsina.

Las idas y venidas se reconocen en la medianoche futbolera, donde El Larguero parece haber atraído con acierto a una muchedumbre que estaba en El Partidazo o viendo a Pedrerol. El EGM por ahora sigue siendo sólo un rotulador de tendencias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios