EL Íbex 35 cedió ayer un 0,28% al cierre de mercado y puso fin a una racha de siete sesiones consecutivas en positivo a causa de la caída de los bancos y la recogida de beneficios, según expertos consultados y datos del mercado. El selectivo español se quedó por debajo de los 8.800 puntos, a la espera de la ansiada reunión de este jueves del Banco Central Europeo (BCE). Las pérdidas anuales aumentaron, de esta forma, al 7,94%. Mientras, la prima de riesgo española se estancó en los 137 puntos básicos.

FCC se disparó un 14,5% tras la opa de Carlos Slim por el 100% de la compañía. OHL despuntó casi un 5%, mientras que Repsol y Técnicas Reunidas sumaron más de un 2%.

En el lado de las pérdidas, Indra cayó un 4,4% y encabezó el terreno negativo, seguido de Sabadell (-2,25%) y Caixabank (-1,9%). Entre los grandes valores, BBVA cedió un 1% y Banco Santander un 0,5%. Inditex se dejó un leve 0,02%.

Entre las entidades financieras también destacó el rojo: Bankinter perdió el 1,46%; Banco Popular el 0,91% y Bankia el 0,73%. La bajada de la banca y la recogida de beneficios después de que el Íbex subiera casi el 10% en las siete sesiones anteriores determinaron que el mercado nacional incrementara sus pérdidas.

El selectivo partirá, pues, hoy desde los 8.786 puntos, pendiente de la reunión de tipos de interés del BCE, en la que los inversores prevén nuevas medidas por parte de Mario Draghi para atajar la deflación en la Eurozona.

El resto de principales plazas en Europa también se adentraron en las pérdidas en una semana crucial para el euro. París, Londres y Fráncfort se anotaron caídas inferiores al 0,5%. El euro, por su parte, reforzó posiciones con respecto al dólar y la moneda única se intercambió por 1,0987 billetes verdes al cierre de sesión.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios