La ciudad y los días

carlos / colón

Andalucía, laguna Estigia

LA corrupción, junto a las medidas tomadas para afrontar la crisis, le ha pasado factura al PP haciéndole perder 2,5 millones de votos en las últimas elecciones. Ganó en número de votos pero pierde poder por los pactos del PSOE y Podemos. El bajo perfil político de Pedro Sánchez y los escándalos de corrupción han condenado también al PSOE a los peores resultados en municipales y autonómicas desde 1979. "¡El fin del bipartidismo!" vocean quienes sinceramente creen que el multipartidismo es más democrático y quienes interesadamente quieren una porción de la tarta. El misterio es Andalucía.

Si la corrupción pasa factura y se paga en pérdida de votos, ¿es Andalucía la excepción? Si todos hablan de las pesadas mochilas de escándalos que entorpecen la andadura de los dos grandes partidos, ¿por qué en Andalucía el PSOE anda con la ligereza de quien camina sin que ningún peso, ninguna mochila de escándalos, le estorbe? Andalucía se presenta como la generosa tierra de la absolución, el perdón, la amnistía, el olvido, el eterno retorno sin herencias (salvo las franquistas, claro, que siguen sirviendo cuatro décadas después para justificar los fracasos de la Junta). Andalucía es la laguna Estigia en la que el PSOE se hace aún más invulnerable que Aquiles, pues debió zambullirse haciendo la bomba para que ni el talón quedara fuera del agua. Andalucía es la sangre del dragón que custodiaba el tesoro de los nibelungos, en la que se baña el PSOE teniendo la precaución de que no se le pegue una hoja en la espalda para hacerse invulnerable sin ofrecer al enemigo el minúsculo punto de vulnerabilidad que le costó la vida a Sigfrido.

Sólo así puede explicarse que mientras en otras regiones los escándalos pasen factura, en Andalucía salgan gratis o muy baratos. Mientras Susana Díaz reanudaba ayer sin éxito las rondas con la oposición para desbloquear su investidura, la Guardia Civil daba noticia del enésimo episodio de la catarata de escándalos que afectan a la Junta y al PSOE: en una nueva fase de la operación contra el fraude en los cursos de formación se procedía al arresto de directores, jefes de servicio y jefes de departamento de la Dirección General de Empleo de Granada, Jaén, Málaga, Córdoba y Almería, previéndose más de cien detenciones. Supongo que todo saldrá tan gratis en votos y confianza ciudadana como los anteriores episodios. Invulnerables que son. Generosos que somos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios