desde mi córner

Luis Carlos Peris

Caer a la décima no es un drama

El Sevilla perdió la virginidad en la noche que más se asemejó al que desea la gran mayoría de sus clientes

RESULTÓ que a la décima fue la vencida. Pudo ser bastante antes, pero fue a la décima, muchísimo mejor así. Y vino a ocurrir cuando menos se esperaba, ante un colista por méritos propios que ni siquiera había logrado marcar un solo gol lejos de Los Cármenes, pero es que este Sevilla tan marcado ya por el sello inconfundible de Marcelino no se encontró esta vez con el colchón que Javi Varas había puesto hasta entonces a disposición de la causa. Se había estado jugando con fuego tan repetidamente que hubo de ser ante el colista y en casa cuando resultasen inevitables unas quemaduras ciertamente dolorosas.

La derrota abortada sobre la campana con otro colista de ocasión, el Racing, iba a producirse de forma inesperada y, curiosamente, la noche en que el Sevilla sacó a relucir el fútbol que tan guardado tenía. Aunque a ráfagas, el Sevilla pudo hacer con el Granada lo que el Barça pudo hacerle a él. Y, cosas del fútbol, los sucesivos huracanes que propició el Sevilla sobre la portería del colosal Roberto no tuvieron recompensa porque la ecuación dijo que el Roberto de Nervión fue lo que el Javi Varas del Camp Nou, un suceso dificíl de superar. Y una vez más surgió eso del gafe de dos partidos seguidos de local, que complicado resulta de salvarlos con todo el botín en la buchaca.

Pero haciendo un análisis más general del momento sevillista hay que reconvenir que el equipo no dio de sí lo que de él se espera hasta que llegó el Granada. Invicto sin jugar bien, jugando sin brillo, resulta paradójico que fuese a perder la virginidad la noche que más se gustó y ante el rival menos cualificado. El fútbol tiene estas cosas, pero tantas veces va el cántaro a la fuente que se rompe el día más impensable. Tantos días jugando a no se sabe qué y pasa que cuando llega ese día en que el fútbol sale a borbotones por las botas, un par de desaplicaciones defensivas te hacen poner los pies en la tierra. Fue a la décima, pero pudo ser antes, mejor de esta manera.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios