Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Cristiano interfiere en el Mundial

Tras su ínfimo Mundial, el astro portugués ha liado una buena a fin de que el foco vuelva a él

Como paquidermo en cacharrería ha entrado Cristiano en el corazón de un Mundial apasionante. Ofendido porque Florentino no le mima cuanto él desea, ha puesto al madridismo de los nervios con la noticia de su marcha. Una marcha que nadie sabe si se consumará o no, pero que ha irrumpido volcánica en una actualidad que tiene su epicentro en la capital de todas las Rusias. No se sabe qué pasará, pero parece que no hay vida sin el luso.

Fantástico futbolista, el personaje es para descambiarlo. Como resultas de su mediocre Mundial, maquillado con unos goles en los que mucho tuvo que ver De Gea, si Cristiano pierde actualidad, el astro se encocora y mueve todos los resortes para que el foco no se desvíe hacia otro objetivo que no sea él mismo. Alguien ha escrito que Florentino le apagó el farol bajándole el precio y por ahí ha terminado por disparatar el ego del futbolista más egocéntrico que madre alguna parió.

Dicen que el muchacho, su representante el omnímodo Jorge Mendes, ya acordó con la Juve los términos del contrato sin contar para nada con el Madrid. Es la moda, como que el futbolista intente renovar su contrato mucho antes de su caducidad y así se ha conducido Cristiano para escarnio de esa legión de seguidores sofocados por su decisión. Así está la vida y no sólo por futbolistas de ese nivel, sino que cualquier mindundi no espera a que el lazo finalice para renovarlo.

Llevamos un mes de aúpa, pues si el fútbol mundial se convulsionó con el caso Lopetegui, ahora vuelve la primera competición universal a ser alterada por la decisión de un ciudadano que no se resiste a quedar fuera del foco. ¿Y qué pasará al fin? Pues quién sabe, pero de lo que no cabe la menor duda es que el idilio se ha deteriorado tanto que resulta imposible adivinar si volverá a reinar la felicidad. Lo irrefutable es que el muchacho no resiste el anonimato.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios