La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Cuentan y no acaban de la XX Bienal

Por primera vez este cura no ha puesto un pie en la Bienal y la verdad es que, según me han dado a entender, apenas me he perdido algo. Dicho lo cual, el arrepentimiento por haber faltado a la costumbre de ir a algunos espectáculos no tiene razón de ser. Eran muy pocas las actuaciones que me podían interesar de antemano, sobre todo porque el programa no resistía la comparación con tantos como fueron lustrando la Bienal desde aquel invento de Ortiz Nuevo. Muerto Lebrijano y sin anunciarse artistas de los que a mí me llegan, léase Panseco o Rancapino, no tenía razón de ser mi presencia. Cuantos me cuentan no acaban de relatar la mediocridad que, con las consabidas excepciones, ha presidido la vigésima edición de lo que fue santo y seña del arte flamenco; y si encima va un tipo y se queda en calzoncillos en pleno escenario... Quién te ha visto y quién te ve, Bienal.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios