El rocío Horarios y recorridos del regreso de las hermandades rocieras de Sevilla

La ventana

Luis Carlos Peris

Defenderse ante la indefensión

PARECE anacrónico, como de un tiempo felizmente pasado, lo del ojo por ojo, que la Ley del Talión quedó fuera del Código Penal. Eso debiera ser así, pero también hay que ponerse en los que son víctimas repetidamente de los que campan a sus anchas bajo la ineficacia de la autoridad. Dos casos muy recientes se han dado en nuestros aledaños de personas que se han tomado la justicia por su cuenta. Uno es el de ese vecino de Santa Clara que ve atacado su nido familiar, que se defiende y que luego recibe trato similar al del delincuente que allanó su casa. Más recientemente, la reacción de unos vecinos de Estepa que, hartos de estar hartos, se rebelaron contra los que les robaban un día sí y otro también. El primer caso fue defensivo, mientras que lo de Estepa fue un contragolpe comprensible en vistas de una indefensión que tampoco debiera estar acorde con estos tiempos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios