PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Evaluación de adultos

ANDALUCÍA Innova. La Agencia Andaluza de Evaluación Educativa, tras admitir lo que ya sabíamos sobre la paupérrima capacidad de expresión y de comprensión de los adolescentes en edad de escolarización obligatoria, debe plantearse una innovación para animar el cotarro veraniego. Contratar a cientos de ellos para que, a pie de orilla y zigzagueando por el bosque de sombrillas como si vendieran refrescos y patatas fritas, repartan cuestionarios y bolígrafos con logo de la Junta para evaluar anónimamente a los padres. Toca implicarles para que se sientan examinados. Europa aguarda los resultados para entender por qué el mayor crecimiento económico y de consumo ha deparado una peor base educativa.

La elaboración del cuestionario podría incluir preguntas como éstas:

-¿Cuántas horas dedica su hijo a deberes y estudios de lunes a viernes y los fines de semana?

-Cuando está en su habitación y dice que estudia, ¿comprueba que está en silencio sin manejar el móvil, la mensajería, el mp3 o el televisor?

-¿Cuántas veces le ve su hijo leyendo periódicos, revistas o libros?

-¿Qué le ha enseñado a su hijo mediante el uso del ordenador y el acceso a internet?

-¿Ha probado a que su hijo exprese lo que usted le ha explicado, para cerciorarse de que se ha enterado y de que sabe lo que dice?

-¿Cuándo fue la última vez que su hijo formuló un pensamiento? ¿Qué dijo?

-Al contemplar el telediario mientras almuerzan, ¿le ha sugerido dónde puede encontrar más información sobre temas de los que se habla y le conciernen, como las bombillas de bajo consumo, el cambio climático, la gripe nueva o los accidentes de tráfico?

-¿Qué sabe hacer su hijo en casa? ¿Qué le ha enseñado usted?

-¿Qué aparato de tecnología de consumo no tiene su hijo?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios