Herminia es el nombre de una buena mujer residente en uno de esos pueblos de Castilla en donde ya se procedió al encendido digital. Hace unos meses, preguntada en un informativo sobre qué le parecía esa nueva forma de ver televisión, ella contestó con una naturalidad infrecuente. Y sin preverlo, definió la situación mejor que los más sesudos analistas.

"Antes veíamos la televisión con nieve. Ahora de vez en cuando salen cuadritos. En cuanto a los programas, en los nuevos canales o son repeticiones, o te quieren vender algo". Las palabras de Herminia, por sinceras, muestran una situación real, que fue motivo de más de un comentario en el reciente Foro 50 sobre nuevas tendencias televisivas celebrado en la UIMP de Santander. Hablamos de la televisión que viene como si el 10 de abril fuese a ocurrir algo mágico, cuando la televisión digital terrestre ya habita con nosotros, y la oferta que nos llega a través de los veintitantos o treinta canales que se sintonizan según las ciudades en las que se habite dejan muchísimo que desear. Como bien explicaba Herminia, hay demasiada repetición de programas exprimidos, desde 'Manos a la obra' hasta príncipes de Bel Air. Los canales de televisión más visibles, una vez incorporada la TDT, se corresponden con aquellos de las televisiones generalistas que veíamos en la tele analógica.

De las nuevas incorporaciones sólo se salvan los infantiles, Disney Channel y Club TVE, que por algo son los más vistos, Teledeporte, que araña décimas a pasos agigantados, y las dos ofertas informativas, el 24 Horas y CNN+, con las que todavía no se hace justicia, y que en la actualidad apenas pasan del 0'8 %. Sobre el resto, se expresó con gran claridad Herminia.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios