Visto y Oído

Antonio / Sempere

Juegos

M E bastó con seguir a tiempo completo la primera jornada para constatar que los Juegos Olímpicos no eran lo mío. Lo que peor llevé y sigo llevando es el 'rojigualdismo' a ultranza imperante en los medios de comunicación encargados de relatar el evento. Todos bajo un prisma patriotero-nacionalista que casa muy poco con el mundo globalizado que predicamos con la boca muy pequeña. Por lo visto esto lo hacen todos los países. Pero hablo de aquí. De lo que vi y oí. El otro es el ajeno, el enemigo a batir. Me da la impresión de que en los Juegos Olímpicos actuales ha cobrado una relevancia desmesurada el tenis. En este sentido, junto al baloncesto, conforman dos campeonatos que, en paralelo, son los que están dando los mayores réditos en las audiencias. Y el vóley playa, cómo no. Dispón de 19 señales para concluir optando por el vóley-playa. Sin comentarios.

El seguimiento de los deportistas españoles hasta la extenuación, desde el socorrido participante de tiro con arco hasta ese jinete que ni a la de tres era capaz de saltar los obstáculos que se le cruzan en el camino, generan una enorme frustración. Basta repasar las declaraciones de principios y los reportajes de hace unos días para constatar cómo, pocas horas después, todo es papel mojado. Abogo por el goce contemplativo. Pero la rotura de tibia y peroné del pobre Samir Aït Said nos cortó la digestión de la cena. Y a partir de ahí miramos con mucho miedo al resto. Daba la impresión de que cualquier compañero se iba a romper de un momento a otro. A partir de ahí fue imposible seguir disfrutando con las ejecuciones. Después de estas horas intensas vuelvo a reivindicar mi elogio a la pereza. Mi pasión por el silencio. Lo alejado que me siento del pan y circo. Y lo cerca del aria 'Blute nur', de Bach. Ahí encuentro más emoción que en cincuenta horas de Juegos en vena. Por más que las del cuello de Julia Luna vayan a reventarle una noche de estas en la piscina.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios