La ventana

Luis Carlos Peris

El Paraíso no se hizo para el hombre

PASA el tiempo y con el tiempo se comprueba que lo que toca el hombre suele ir a peor, a muchísimo peor en una barbaridad de casos. Y un caso evidente de que la mano de la sinrazón es moneda de uso corriente lo tenemos en lo que posiblemente fuese la sucursal del Paraíso Terrenal más auténtica. Después de muchos años he vuelto a la que fuese Baelo Claudia y he de decir que cualquier parecido con lo que conocí es pura coincidencia, nada que ver con aquella explosión de arena y mar que contaba con el viento como parapeto contra invasiones. Pero el hombre no ceja en su vocación destructora y ha conseguido que esta Bolonia se parezca a la edénica como un huevo a una sandía. Obras sin orden, sin obedecer a un plan urbanístico mínimamente riguroso, como uno de esos poblados que empiezan no se sabe cómo y que acaban en agresión a todos los sentidos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios