Las dos orillas

José Joaquín León

El Parque de Arte Sacro

SÓLO en Sevilla se puede construir un Parque Empresarial de Arte Sacro y Afines. Mientras Hacienda le pide facturas a las cofradías, mientras el alcalde Alfredo y la concejal Rosamar están analizando la evacuación y eliminación si procede de la carrera oficial, mientras el Gobierno laico tantea cómo se deja el velo musulmán y se quitan los crucifijos de los colegios, mientras pasa todo eso, pues están construyendo un Parque Empresarial de Arte Sacro y Afines. Así se llama, según la web de Sevilla Global. Hasta ahora sólo acumula un año de retraso. Está enclavado en "una zona de elevada centralidad dentro del contexto metropolitano", según dicen. Para entendernos, está en San Jerónimo, aunque no sé si habrá que quitarle el nombre, por no ser laico.

Obsérvese el matiz. No es un parque cualquiera. Éste "supone una respuesta concreta a las necesidades y demandas planteadas por el sector de la Artesanía Sacra Sevillana". Este parque no será como el de María Luisa, que se hace sacro en la tarde ilusionada del Domingo de Ramos, cuando pasan los blancos nazarenos de La Paz; o también el Lunes Santo, cuando viene el mogollón de nazarenos y vecinos del Tiro de Línea, que es un barrio de los que antes llamábamos periféricos y ahora son "de elevada centralidad dentro del contexto metropolitano".

Este parque, como decía, tiene el matiz de ser empresarial. Ni siquiera artesanal. Los bordadores, orfebres y demás han pasado a ser la patronal con todos sus avíos, como Santiago Herrero, el presidente de la CEA, que fue hermano mayor de Las Penas. En el futuro, en el Programa, habrá que especificar que el nuevo palio de la cofradía del Quinto Pino es obra maestra del local 109 del Parque Empresarial de Arte Sacro y Afines, IVA incluido.

Se aproximan grandes novedades ante la expansión que está alcanzando en esta ciudad el sector empresarial (vulgo gremio) del Arte Sacro y Afines. Por cierto, no tengo claro en qué consisten las actividades de afinidad. Habrá que lanzar un globo sonda en Sevilla Global. Y habrá que desarrollarlo con algún reglamento laico, aún a riesgo de que lo recurra el bufete de Joaquín Moeckel, que no pasa por alto una de éstas. Pero la expansión del Arte Sacro y Afines, en unión con las medidas de seguridad para las Actividades Públicas Callejeras Sacras (vulgo cofradías), van a dar mucho que hablar en los próximos años.

De momento, nos sobran más de 7.000 sillas en la arcaica carrera oficial, pero en la zona de elevada centralidad metropolitana (vulgo San Jerónimo) habrá nueve edificios con espacio para 114 empresas de Arte Sacro y Afines (vulgo talleres artesanos). Para gloria de la Ciudad de las Personas y las Bicicletas (vulgo Sevilla).

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios