Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Pedrerol

ELLOS añorarán aquellos años en los que Zapatero y su cuadrilla sandunguera como Leire Pajín o Carmen Chacón la liaban en los titulares y generaban con facilidad tertulias de dentelladas y salivaciones. Carnaza para esos contertulios cabreados que con sus caras de facha ya te hacen cambiar de botón. A la gente de la calle, sublevada con lo de la 'no crisis', la burbuja y el túnel, le daba gustito seguir de vez en cuando esos latigazos continuos hacia un gobierno tan lamentable. Como solía pasar con Jiménez Losantos en la radio, provocaba cierta adicción escuchar las barbaridades extremistas. Pero todo cansa, y eso nunca lo calcularon en Intereconomía, que a su particular escala tienen un pifostio digno de esas autonómicas a las que suele escupir. Intereconomía es uno de esos canales que siempre quiso jugar a ser una televisión, pero se queda en canalillo monotemático, monocolor y previsible.

Mientras gobernaban "los rojos" los del toro de Wall Street tiraban por su banda, pero desde que el PP está en la Moncloa y en la mayoría de las taifas la cosa se complica para causar debate y opinión diferenciada de TVE, de las autonómicas y de otros púlpitos derechosos como 13 TV. Si Intereconomía no pasa del 0,7% en Andalucía (a eso se le llama ser invisible) se comprende por una audiencia que le ha dado la espalda después de soportar noches enteras en las que culpaban a todos nosotros de los errores y los desfalcos de políticos y sindicalistas.

Intereconomía, en impago desde hace más de medio año, ha terminado de tirarse al vacío con el despido de Josep Pedrerol, lo que no quita que haya ciertos motivos sabiendo cómo se las gasta. Punto Pelota, pro-madridismo pasional hasta alcanzar lo ridículo, creó tendencia y fabricaba emoción y titulares. Era, es, tan cutre como el resto de la cadena, pero generaba interés en los noctámbulos y al menos escapaba de esa línea de crispación e indignación insana de una cadena que terminará, pronto o tarde, en el infierno del olvido.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios