La requisitoria de la juez que investiga las ayudas a Isofotón para que se le entreguen las actas de los consejos de gobierno de la Junta celebrados entre 2005 y 2015 causó un profundo malestar en la dirección del PSOE andaluz. La orden afecta al periodo de Susana Díaz, que llegó al Ejecutivo en 2013 y bajo cuya presidencia no se adoptó en consejo ninguna medida sobre la empresa malagueña. Sin embargo, aunque se descarte cualquier responsabilidad en el asunto, la pone en el punto de mira de una investigación judicial en un momento político especialmente complicado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios