DIRECTO El resultado sobre la consulta de la Feria de Sevilla en directo

DERBI Sánchez Martínez, árbitro del Betis-Sevilla

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Semana Santa: será normal o no será

Lo de buscar calles anchas para la Semana Santa es una tontería que de entrada se cargaría la carrera oficial

Dice al alcalde que "algo extraordinario" debería ocurrir en 2022 para que no hubiera Semana Santa ni Feria. Cuando alguien afirma que el día tiene 24 horas y que dos y dos son cuatro es imposible no estar de acuerdo con él. Es tan objetivo, evidente e incontestable que si "algo extraordinario" sucediera en la evolución del bicho no las habría como su contrario. Asumiendo mayores riesgos, y con ello más posibilidades de equivocarse, el vicepresidente de la Junta ha dicho que cree la Semana Santa se celebrará "con total normalidad" confiando "en que los cofrades se preparen para ello" porque "a lo mejor hay que hacer cambios en los recorridos". Es decir que, como titulábamos ayer, "La Junta de Andalucía garantiza una Semana Santa normal con recorridos por calles anchas".

Vaya por Dios, pensé, entonces muchas cofradías, desde la Borriquita a la Soledad de San Lorenzo, están condenadas a no salir. Díganme qué hace la desdichada Borriquita una vez que baje la rampa. Cuna no es precisamente una calle ancha y Sagasta menos. ¿Bajará, cómo alguna vez hizo, por Entrecárceles para enfilar Tetuán? Tampoco es una avenida, que digamos. En cuanto a la Soledad, se ha de enfrentar a Conde de Barajas o Cardenal Spínola. Pero el asunto de las calles anchas, que a tantas cofradías afecta en su ida o regreso -¿cuántas vuelven por Francos?- se convierte en un imposible si pensamos en Sierpes, por donde han de pasar todas.

Entremos en razón y quedémonos con lo que dice el alcalde: si al bicho no le da por mutar en una nueva variante que sea inmune a las vacunas, seguimos dando el gran ejemplo de sensatez y civismo que sitúa a España en un altísimo porcentaje de vacunados (más del 90%), seguimos usando las mascarillas y la caída de contagios que vaticinan los expertos se produce, es decir si, como dice el alcalde, no sucede "algo extraordinario", tendremos una Semana Santa normal en la que deberán guardarse algunas cautelas, pero desde luego no ese imposible de buscar calles anchas que para empezar se cargaría Sierpes y con ella la carrera oficial. Recuerden las miles de personas que se concentraron en los traslados del Gran Poder durante su Santa Misión: gracias a que se produjo durante una caída de contagios y a que la inmensa mayoría usó mascarilla no tuvo ningún efecto propagador del virus. Tranquilidad y sensatez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios