La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Sevilla y el general se despidieron

Profundamente constitucionalista, lo que en realidad se trata de ser profundamente español, ayer en la Plaza de España le decía adiós a Sevilla don Juan Gómez de Salazar, el capitán general de lo que fue II Región Militar. Es teniente general, pero en Sevilla siempre se llamó capitán general al inquilino de Capitanía y resulta que estamos ante un militar que entró en la plaza siendo partidario de Castella y se va como seguidor fervoroso de Morante, conque fíjese usted si le cogió el aire a la esencia de la ciudad. Ayer, en su última alocución como Futer, hizo protestación de fe sevillana en el meollo de su inquebrantable lealtad a los valores de todo militar que se precie. Bajo los altos cielos de la Plaza de España, en el adiós a la roja y gualda, Juan Gómez de Salazar Mínguez le decía adiós a Sevilla y Sevilla le correspondió como Dios manda y él se merece.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios