Polémica El dueño de un pub de Sevilla se muestra arrepentido tras no dejar entrar a jóvenes con diversidad funcional

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Sevilla y sus seis meses sin perder

Desde la tarde del 9 de febrero en Vigo, la tropa de Lopetegui no sabe lo que es doblar la rodilla

Crispación por todos los rincones de la piel de toro y debe formar parte esto de esa nueva normalidad que sombrea todas las parcelas de nuestra vida. Y en el corazón de esa crispación que lleva a medio país a ponerse en contra del otro medio, el oasis de cómo el Sevilla no para de ganar. Desde aquella derrota en Vigo, el equipo de Lopetegui no sabe lo que es perder y como en medio estuvo el confinamiento, pues una eternidad invicto.

Aquello fue el domingo 9 de febrero, un mes antes de que nos confinasen, lo que nos da la extraordinaria marca de seis meses sin doblar la rodilla. Hubo muchos empates, cierto es, y hasta uno que pudo acabar en tragedia ante un modesto equipo rumano, ¿se acuerda? Claro que los seis meses son virtuales a causa de ese problema que nos tiene terminando una tarea cuando deberíamos estar en el laboratorio que es el trabajo anual de pretemporada, pero...

Lo mejor en la curva de rendimiento del equipo de Lopetegui desde aquel aciago 9 de febrero vigués es que ha ido subiendo de tal manera que en estos momentos hace impredecible dónde se sitúa el techo. Y en este gráfico tenemos un punto de inflexión que se ubica en San Mamés y que tuvo su punto de ignición antier en Duisburgo. La exhibición ofrecida ante una Roma que demostró palmariamente por qué Monchi antepone al Sevilla en sus prioridades fue incontestable.

Digno de mucho elogio es cómo el equipo ha ido capeando temporales en estos seis meses tan pandémicos. Tentándose la ropa entre un test y otro, a la hora de la verdad ha sabido venirse arriba para laminar a un equipo que sólo cinco días antes había derrotado a la Juve en Turín. Son cinco los paragüeros que el Sevilla almacena en su sala de trofeos y ahora podemos decir en voz bien alta que su próximo obstáculo, los lobos del Wolves, no será tal. Tremendo Sevilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios