Cuchillo sin filo

francisco Correal

Supermonchi

EL Madrid de Florentino se equivocó de portero suplente. En lugar de fichar a Keylor Navas, el menos goleado en el Mundial de Brasil, donde jugó todos los partidos, el menos goleado en la Liga española, en la que no disputó casi ninguno en esa dinámica de juguetes rotos, debió fichar a Monchi. Nadie ve mejor el fútbol que un portero suplente. El director general deportivo del Sevilla lo fue muchos años y a ras de suelo, desde la atalaya del banquillo, se ve el fútbol aunque dicen los entrenadores que es el peor lugar para apreciar los fueras de juego o las infracciones en el área chica, ámbito de las penas máximas.

La carrera de Ramón Rodríguez Verdejo es meteórica. Es el autor intelectual, el ideólogo de las cuatro ediciones de la Liga Europa que ha ganado el Sevilla en menos de una década. Ningún otro equipo lo ha conseguido en el continente. En el trigésimo aniversario de la tragedia de Heysel que Michel Platini vivió como futbolista de la Juventus y autor material del más amargo gol de su carrera balompédica, el hoy presidente de la UEFA debió reconciliarse el miércoles 27 con la fiesta del fútbol cuando le entregó en Varsovia al capitán del Sevilla el cetro europeo frente a un rival de difícil pronunciación. El Dnipro me remite al empeño de mi padre en que nos aprendiéramos los principales ríos europeos. Nos mecanografiaba los nombres fluviales y su longitud: Volga, Don, Dnieper y Dniester.

En la época de Monchi futbolista, parte de la afición pidió su cabeza cuando el equipo fue eliminado de la Copa del Rey por el Isla Cristina. En una de las entrevistas que le hice me dijo que sus dos personajes históricos favoritos eran Carlos Marx y Adolfo Suárez. La respuesta se ajusta a esa mezcla de transición y revolución que ha hecho en su equipo para que la marcha de las estrellas se compense con un olfato de cazatalentos que no tiene igual en el fútbol europeo.

Un año más, España puede llevarse el cien por cien de la tarta continental. La lógica va con el Barcelona. La coherencia ideológica, con la Juventus. Sería verdaderamente histórico un triunfo blaugrana. Las cuatro Copas de Europa -1992, 2006, 2009, 2011- las ganó con gobiernos del PSOE: una en tiempos de Felipe, tres de Zapatero. El Madrid ganó seis con Franco y cuatro con gobiernos del PP: tres con Aznar, una con Rajoy.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios