Consejos Dónde aparcar cerca del Circo del Sol en Sevilla

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Toda la jornada bajo un sol implacable

Resulta complicado de explicar por qué no se unificó el horario a una hora más agradable

Cómo se sitúan en la tabla los aspirantes a la mano de Europa y un puesto para el descenso es lo que se libra hoy a partir de que den las seis y media en todos los relojes de la tarde. Tarde, por cierto, veraniega y no sé a qué se debe haber colocado la jornada a una hora en la que el sol pega de lo lindo. Jornada en la que vuelve el interés por el morse de los carruseles varios que emiten las radios gracias al horario único, ese que defenestró la televisión.

Para el fútbol según Sevilla, el interés se centra en el Sevilla y sus circunstancias. Circunstancias que abarcan desde lo que el propio Sevilla sea capaz de hacer ante un Atleti ya en chanclas, pero con un ojo puesto en lo que el sorprendente Getafe pueda hacer ante un Barça herido que vio cómo esas mismas chanclas se las ponía el Liverpool sin darle un respiro. Y también fijándose en cómo solventa el Valencia su pleito ante otro que tal baila, el desfondado Alavés de Abelardo.

El Sevilla afronta la jornada con el trauma de rumiar cómo dilapidó su ventaja en un mal 2019 y ahora a su obligación de no equivocarse ha de estar a la espera de que no acierten Getafe y Valencia, ninguno de los dos, con los que tiene perdida la batalla particular. Y en esta jornada de horario unificado y bajo un tormento de cuarenta grados al sol aparece un Betis-Huesca de escasa, o nula, repercusión en el balance final. Una repercusión única que sería la de no caer más bajo todavía.

Pero sí tiene el partido el morbo del que se dice será el adiós de Setién. Una despedida que, a tenor de lo que le ofrecido gran parte de la afición, no parece que vaya ser calurosamente afectuosa. Ya decíamos ayer que ojalá el bético no eche en falta al hombre que una vez ganó en el Bernabéu, el Camp Nou o San Siro, además de haberle endosado una manita al eterno rival en rodeo ajeno. Penúltima jornada, todo a la misma hora y todos bajo un sol que bien podía haberse evitado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios