PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Torreblanca no tiene suerte

AMANECÍA anteayer en Torreblanca con ambiente de trasnoche al compás de los 60.000 ó 120.000 euros que muchas familias se imaginaban en el bolsillo. En Sevilla se extendía la noticia del premio extraordinario de la ONCE repartido íntegramente por un vendedor de cupones en dicho barrio. 27 millones de euros, y Torreblanca, eran la cifra y el nombre que llamaban la atención y circulaban de boca en boca por mercados, ferreterías, paradas de autobús, colas de ambulatorio, farmacias... Y en mi itinerario matutino por esos espacios de sociabilidad donde la gente pega la hebra con facilidad, en dos lugares escuché esta lindeza lanzada a bote pronto y tal que así: "Ojalá no se gasten el dinero en droga". Por lo general, la cháchara traslucía muy poca empatía hacia unos paisanos agraciados por el sorteo. Se aplicaba al conjunto del vecindario de Torreblanca, de entrada y sin remisión , la identidad de reducto del narcotráfico y la delincuencia.

Torreblanca no tiene suerte. Una noche de verano le puede llover un chaparrón de euros gracias a la fortuna. Pero no hay cuponazo que remedie para las familias honradas de Torreblanca estar sometidas a la permanente estigmatización por parte del resto de los habitantes de tu propia ciudad, muy cómodos interpretando la realidad circundante a partir de una foto fija de buenos y malos. Sin esforzarse por distinguir el negro del blanco, ni ponerse en la piel de quienes sufren la proximidad del lumpen y han de hacer en la ciudad un continuo sobreesfuerzo de ser honestos y parecerlo.

Los sevillanos a los que oí proferir comentarios despectivos, o simplezas de estereotipo, no tienen por qué ser malas personas. Se comportaban como correas de transmisión de los prejuicios que sitian a Torreblanca como gueto donde todo vecino es sospechoso de ser culpable mientras no sea capaz de demostrar su inocencia. 60.000 ó 120.000 euros son poco dinero para levantar esa hipoteca que a algunas personas les condiciona todas sus expectativas de vida.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios