SEVILLA FC Del Nido Benavente explicará su proyecto para el Sevilla en redes sociales

Cuchillo sin filo

Francisco Correal

fcorreal@diariodesevilla.es

Unicaja-Baskonia en el Martín Carpena

¿Sabrán los jóvenes votantes quiénes eran Fernando Buesa y Martín Carpena

No me lo invento. Estaba escuchando Tiempo de Juego, ya saben, el de Pepe, el de Paco, el de Lama. Por el fútbol, principalmente. Pero informan de todos los deportes. Empezaban dos partidos de baloncesto a la misma hora y eran dos conexiones consecutivas. En el pabellón Fernando Buesa de Vitoria se iniciaba el partido de la Liga ACB Baskonia-Casademont Zaragoza. En el pabellón Martín Carpena daba comienzo el Unicaja-Basquet Girona.

Las encuestas le dan la mayoría en las elecciones del domingo a EH Bildu. Dicen que el voto joven va a ser fundamental. ¿Sabrán muchos de esos jóvenes electores quiénes eran Fernando Buesa y Martín Carpena? Ahora suenan en baloncesto como Rico Pérez o Carlos Tartiere en fútbol. ETA los asesinó el año 2000. El candidato de EH Bildu a presidir el Gobierno Vasco, Pello Otxandiano, tenía 17 años. Le faltaba uno para poder votar. Es una metáfora del olvido inducido o interesado. Es una triste paradoja que el Gobierno se haya valido de las sucias manos de Bildu para redactar la ley de Memoria Democrática sobre los cimientos de una desmemoria antidemocrática.

Eta ciertamente dejó de matar. La gran diferencia entre las dos Copas del Rey del Athletic, la de 1984 y la que acaban de conquistar en Sevilla, es que entonces, el año de Orwell, la banda terrorista asesinó a 33 personas. Puede ser legítimo ganador de las elecciones un partido que ni ha condenado los crímenes deEta ni ha colaborado con la justicia en su esclarecimiento. Esa amnesia, origen etimológico de la amnistía, sí que es triste.

Pabellón Fernando Buesa. Abogado bilbaíno, 53 años. Tres hijos. Asesinado junto a su escolta, Jorge Díaz Elorza, 26 años, nacido en Vitoria, el 22 de febrero de 2000. Aniversario de la muerte de Antonio Machado. Segundo atentado después de la tregua de septiembre de 1998. Ellos no estaban en el exilio. Iban caminando de la casa de Buesa a su despacho como portavoz del PSOE en el Parlamento Vasco. Había sido vicelehendekari en el Gobierno de José Antonio Ardanza, uno de los firmantes del libro Fernando Buesa Blanco, una mirada abierta sobre la política vasca, que coordinó Maite Pagazaurtundúa. Tres años después asesinaban a Joseba, hermano de la eurodiputada de Ciudadanos y sargento de la Policía Municipal de Andoain. Elías Querejeta produjo la película Asesinato en febrero.

Pabellón Martín Carpena. Concejal del Ayuntamiento de Málaga. Asesinado por ETA el 15 de julio de 2000. Tenía previsto ir con su esposa a oír un pregón de Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad, y antes querían dejar a su hija en La Malagueta para asistir a un concierto de Maná. Tenía 50 años. Los que tiene el protagonista de La carta, la novela de Raúl Guerra Garrido en la que un comerciante recibe una misiva con la exigencia del impuesto revolucionario. A Martín Carpena lo mata Igor Solana Matarrán y lo espera en un coche Harriet Iragi Gurrutxaga. Los verdugos del Comando Andalucía que ese mismo año asesinaron al juez Portero en Granada y al doctor Muñoz Cariñanos en Sevilla.

El domingo, día de las elecciones en Euskadi, el Unicaja recibe al Baskonia. Un viaje del Fernando Buesa al Martín Carpena. El efecto 2000.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios