Cateto a babor

El Vaporcito

La actividad que hacía el Vaporcito está hoy cubierta por los catamaranes, pero se le podría buscar otras funciones

Las ciudades tienen sus iconos, sus escudos invisibles que son las que las definen. Cádiz tiene las Puertas de Tierra que son su símbolo, Jerez de la Frontera gira en torno a los caballos, Barbate navega en torno al atún rojo y Arcos de la Frentera se caracteriza por el mirador desde lo alto.

No cabe duda de que para El Puerto de Santa María el icono es el Vaporcito y ese símbolo se perdió, para colmo, coincidiendo con una crisis económica de la ciudad, como si fuera un castigo divino, como un símbolo inequívoco de la decadencia.

Hasta el momento los proyectos para recuperar el Vaporcito no han triunfado, ni tampoco la ciudad ha logrado volver a brillar. Por eso, el proyecto de un veterano de la ciudad, Ignacio Pantojo, un carpintero de ribera ya jubilado, parece muy interesante. Plantea la creación de una escuela taller cuyos alumnos se ocuparían de restaurar el emblemático barco. El proyecto no plantea que el buque vuelva a navegar, aunque creo que esto sería muy importante para El Puerto de Santa María. Sería como quitarse la maldición.

Es cierto que hoy en día la actividad que hacía el Vaporcito está cubierta, y bastante bien por cierto, por los catamaranes, pero se podrían crear otras funciones para el barco. Se me ocurre, por ejemplo, una especie de oferta conjunta entre el barco y el museo del Dique de Puerto Real, otra de las joyas que tiene la Bahía que no utilizamos como debiéramos. Llegar hasta el museo en este barco sería de lo más atractivo. Podria ser también atractivo ver el nuevo puente desde el Vaporcito y seguro que se ocurren más ideas.

Ahora que el turismo parece haberse convertido en nuestra más firme pata de la economía en la provincia, contar con herramientas como el Vaporcito de El Puerto puede ser de lo más interesante. Quizás ya no sirva para el transporte entre municipios pero sí como atractivo, para pasear por la Bahía, ya sea para los de aquí como para los que nos visitan.

Sería buena la implicación de las administraciones, pero también la implicación de los ciudadanos. El otro día la asociación creada para recuperar el barco se quejaba de la falta de interés en unos actos que habían hecho para recaudar fondos.

Esperemos que esta nueva idea sea la definitiva y no vuelva a quedarse sólo en deseo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios