La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Veinticuatro años, martes 13, casi nada

Veinticuatro años de que todo un país se sobrecogiera primero y reaccionara después con una multitud de manos blancas por la enésima canallada de la ETA, aquella organización presta en matar inocentes por la espalda y que hoy mantiene en Moncloa al tipo que maneja a España. Nunca olvidaremos aquel sábado caluroso de julio en el que vivíamos la cuenta atrás más dramática jamás vivida. Hoy no es sábado, sino martes y, por si fuera poco, 13; han pasado veinticuatro años y un día de aquel sábado de sobrecogimiento y rebeldía, pero hay que ver cómo ha cambiado todo. Tanto cambiaron las cosas que amaneciendo martes 13 ni siquiera piensa uno en la pata de conejo o en no pasar por debajo de una escalera, como nos da lo mismo las tijeras abiertas o el sombrero encima de la cama. Total, con la que tenemos encima por qué temer las consecuencias del diíta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios