La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Como ágora y escenario de tertulias

Hasta el domingo, festividad de la Virgen de Fátima, habrá un motivo muy principal para ir a la Plaza Nueva. Al señuelo del libro, en torno a San Fernando se organizará un sinfín de tertulias, casi todas tácitas, con reencuentros asaz gratificantes. Reencuentros algunos con carácter de anuales, justamente en estos días en que la Feria del Libro nos retrotrae a tiempos pretéritos. Íbamos entonces al encuentro de coetáneos que andaban en la cresta de la ola literaria y que tenían cita con sus lectores para la dedicatoria y la cosa. Era cuando estaban de moda los Narraluces, palabro con el que se agrupaba a los escritores de nuestra tierra y que eran unos artistas a la hora de decir entre líneas lo que de otra forma no hubiera superado la cancerbería de la censura. Hasta el domingo, la Plaza Nueva se convierte en ágora cultural y lugar para la tertulia y el reencuentro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios