Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Diez años de un partido para el éxtasis

El 4-0 a Italia en la noche de Kiev pasó a la historia como uno de los hitos futbolísticos

Deportesdiez años y parece que fue ayer cuando todo el país se unía bajo la rojigualda en explosión de alegría por el tercer título consecutivo del equipo que debiera ser el de todos, la selección nacional. Recuerdo de cómo Íker Casillas urgía al árbitro para que decretase el final y diera por finalizado el suplicio a su amigo Gigi Buffon. Aquel 4-0 de España a la squadra azzurra en la noche del suave verano de una Ucrania en paz remataba un trío inolvidable.

Campeona del mundo vigente, España ganaba su tercera Eurocopa y tocaba el cielo con las manos en la constatación de que el tiquitaca era la causa de la gloria. Todo había comenzado con el gol de Fernando Torres a Neuer cuatro años antes en Viena tras haber dado Luis Aragonés con la piedra filosofal en Dinamarca. Un triunfo tan brillante como necesario en la noche de la gran catarsis, donde Luis cambió el percal de la furia por la seda de los jugones.

Ese fue el arranque de cuatro años en la gloria gracias a un equipo que lograba aparcar la eterna disgresión de las dos Españas. Cuando aparentaba cara de drama la marcha de Luis Aragonés apareció un salmantino bonachón que conseguiría el milagro de alargar el éxtasis cuatro años. Y en este 1 de julio se cumplen diez años de aquel chorreo de fútbol con el que nuestra selección desarbolaba a una Italia que había derrotado a Alemania en semifinales.

Han pasado diez años desde entonces y nunca más disfrutamos como en aquellos cuatro años de reinado mundial. Atrás quedó el tiquitaca y también una generación prodigiosa de la que Sergio Busquets y Jordi Alba son supervivientes. Y ahora, con el fútbol en vacaciones y en boxes para el Mundial catarí, la pregunta es la de si alguna vez podrá repetirse aquella explosión de las calles de Madrid al conjuro del éxito de un equipo que debería ser el de todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios