AUNQUE alejado en las últimas semanas del primer plano de la actualidad, el debate sobre el futuro mapa financiero andaluz sigue vivo en los círculos económicos y políticos de la región. La gran incógnita es el futuro de Cajagranada, una entidad con voluntad declarada de seguir sola, pero para la que se están diseñando escenarios de futuro desde la Consejería de Economía. Los planes pasan, en estos momentos, por alejar a la caja granadina de la órbita de Unicaja y acercarla a la de Cajasol. Esta postura es coherente con el diseño de Griñán de tener dos entidades fuertes en la región con presencia tanto en la parte occidental como en la oriental de Andalucía. Una Unicaja absolutamente hegemónica no está, en esos momentos, en la hoja de ruta de Martínez Aguayo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios