Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Y qué más da, Bayern que PSG

Viendo lo que el Sevilla ha hecho en Alemania, lo mismo da el nombre del rival para Budapest

Hemos venido sosteniendo desde aquel chorreón de fútbol sobre la Roma que en este terrible verano del bisiesto que se trajo bajo el brazo el coronavirus estábamos ante un verso suelto llamado Sevilla Fútbol Club. Joder con el verso suelto, cómo salió de reforzado del confinamiento. Un confinamiento que hizo mella en clubes como el Barça y otros, pero que fue un revitalizador para este Sevilla de los veintiún partidos invicto.

Veintiún partidos sin doblar la rodilla está al alcance de muy pocos y este Sevilla que confeccionó Monchi y modeló Lopetegui lo ha conseguido con brillo, mucho brillo. ¿Y suerte? Bueno, mi cuate, es que sin suerte se hace casi imposible salir a la calle, pero es que el Sevilla la busca siempre de forma indesmayable y el que llega con más fe se hace con el tesoro. Junto a todo esto, la filosofía de un grupo que va a una, que sabe a lo que juega y en el que bajar los brazos no está en su credo.

Seis finales de Europa y ganar las seis no lo ha hecho nadie. Cinco logró el Madrid, pero esto del Sevilla es para que el Guinness lo inscriba con letras doradas en su relación de récords. Chorreón de juego a la Roma, bonazo con Wolves y United y levantando a golazo limpio la final contra un aristócrata europeo como el Inter ponen al Sevilla en un Olimpo que era impensable y que ahora es disfrute para un sevillismo que levita sobre sí mismo, pensando ya en la próxima conquista.

Y la próxima no se fía para mucho, sino para sólo un mes, que el 24 de septiembre, Virgen de las Mercedes en el santoral, tiene en Budapest otra cita con su propia historia. De eso sabremos algo más esta noche, cuando en Lisboa se aclare quién será su rival. ¿Y qué rival prefiere el sevillista, Bayern o PSG? Qué más da, responderá. Pero es que son la apisonadora Bayern y el PSG de Neymar y Mbappé. Que le digo que qué más da, ya que viendo lo que vemos qué importa el rival.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios