La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Al despertar se multiplica la pesadilla

Tremenda sensación de agobio la que se siente en estos tiempos malditos de pandemia y crujir de dientes. Tremenda la angustia que nos abruma viendo cómo las cosas no sólo no se estabilizan sino que han entrado en un estado de degradación vertiginosa. No sabemos si moriremos infectados por el bichito cabrón o de hambre. Cada despertar es un careo con el estupor que produce el no saber qué va a pasar, si reviviremos la pesadilla primaveral o qué nos guarda este otoño neblinoso y de futuro tétrico. Hacinados nuevamente los hospitales y con el mando dando palos de ciego, sin saber dónde acudir, ni el más pesimista de los mortales hubiera imaginado algo así. Y en el corazón del drama, una disyuntiva dramática, la de qué será peor, si morir de coronavirus o de inanición. He ahí la macabra ecuación que hoy planea como un buitre en la vertical de nuestras vidas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios