La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

En el día que el gafe se viene arriba

Cuidado, mucho cuidado con que vaya a cruzarse en su camino ese gato negro que se le cruza a diario, no vaya a poner la mascota encima de la cama y haga como ese mozoespá que tiene prohibido colocar ahí la montera, observe que nadie deje las tijeras abiertas o que nombre a ese innombrable que tan cenizo es. O que no se le ocurra pasar por debajo de una escalera y sin olvidar que debe frotar esa pata de conejo que guarda con tanto mimo cuantas veces sea menester. Amanece martes que, además, viene en trece. Martes y 13 es para quedarse en la cama, lo que es muy de agradecer en estas mañanitas de Adviento en que los mercurios se han colocado ya en su sitio para que las cosas sean como deben ser. Dicen que la superstición va en contra de la razón y también de la religión, pero cada día como éste recuerdo que no creo en brujas, pero que haberlas, haylas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios