La ventana

Luis Carlos Peris

Un domingo en Harlem, qué cosa

ESTO galopa y corta el viento caminito de la normalidad más rutinaria. De hacer millas y más millas por la Gran Manzana, de ilusionantes excursiones que te permiten conocer medio bien este territorio que se agrupa en torno a la capital del mundo vamos a pasar muy pronto a la apertura de esta ventana nuevamente a Rioja. Tampoco es para rasgarse las vestiduras lo de volver al sitio de donde uno jamás ha de abdicar y es tan placentero lo rutinario... En pocos días, la vida recobrará su pulso habitual y los termómetros marcarán grados centígrados y no Farenheit; o sea que podré saber de primerísima mano cómo se remataron los fastos macarenos. Todo eso mientras el tiempo cabalga de forma inexorable y justo en una mañana de domingo que tiene marcado en rojo una misa Gospel en cualquier iglesia baptista de Harlem, un barrio como no hay dos en el orbe.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios