Azul Klein

Charo Ramos

chramos@grupojoly.com

Un gremio ejemplar

La plataforma de venta digital de las librerías independientes va a impulsar el comercio de proximidad

El próximo viernes se celebra en Sevilla y en toda España el Día de las Librerías, una ocasión especial para regresar a esos templos de la cultura que tanto han mimado a su público desde el inicio de esta crisis sanitaria. Ese mismo día, la escritora Eva Díaz Pérez debía pronunciar el pregón inaugural de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en la Plaza Nueva, una cita marcada en rojo por todos los bibliófilos y que, según los datos del sector, es la tercera en importancia en su género de cuantas se celebran en España. Tras suspenderse la Feria del Libro en primavera y en la fecha que debía realojarla a principios de otoño, esta cancelación de la Feria del Libro Antiguo supone una triple amargura que aleja las casetas repletas de tesoros añejos del corazón de la ciudad. Las noticias en torno al libro se han convertido en un termómetro perfecto de los males y los remedios que experimenta el sector de la cultura en el peor momento de la pandemia. Refugiarnos en la lectura es, sin duda, una vía de escape esencial. Y tal vez por ello en toda España se ha celebrado el que más de cien librerías independientes se hayan agrupado para comercializar sus títulos a través del portal Todostuslibros.com, una alternativa a gigantes como Amazon que ofrece más de cuatro millones de títulos y la posibilidad de que el lector compre a su tienda de referencia la obra deseada, contribuyendo directamente a su economía. Todostuslibros.com ya existía desde 2011 como una plataforma que aglutinaba información de los establecimientos adheridos a la red, pero su actividad era prescriptora y bibliográfica, en tanto que ahora se pone en marcha también como un canal de venta decidido a optimizar el negocio digital y a no dejarlo exclusivamente en manos de las grandes cadenas y grupos internacionales. La plataforma fue creada por la confederación CEGAL y a ella pertenecen más de 700 librerías de toda España que se prestaban fondos, compartían información, ofrecían rankings de los títulos más vendidos, sugerencias de lectura, aconsejaban y difundían sus actividades. Ahora, mediante un solo clic, el usuario puede comprar el libro que desea a la librería adherida de su barrio o de su preferencia, fortaleciendo el entorno donde vive y al propio gremio. Personalmente, confío en que podamos seguir yendo a nuestras librerías de cabecera a tocar y oler los libros, a hablar con los dependientes, a escuchar a los autores que nos desvelan los secretos de sus obras, pero si la situación empeora, y vuelven a confinarnos, es toda una garantía poder seguir en contacto con ellas a través de esta vía y tener la certeza de que los libros nos llegarán a casa empaquetados y avalados por esas manos sabias en cuyo criterio confiamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios