PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

A huevo para Mario Conde

CADA día damos pasos hacia el colapso económico y hacia la descomposición del modelo político. Sumen el estrangulamiento de las finanzas españolas endeudadas a descabellado precio; el desplome de la inversión pública, que a su vez causa el naufragio de muchas empresas privadas; la catarata de recortes con despidos que se avecinan; la paralización por parte de Zoido de la construcción en Sevilla de viviendas de protección oficial; y el subidón en el escándalo de los ERE, con acusaciones de todos contra todos sobre la Justicia manipulada por la Política, mientras afloran más golfadas en la Sierra Norte con los dineros del desempleo, y el PSOE apoya que la alcaldesa de Aguadulce siga pese a ser condenada a ocho años de inhabilitación por dar una licencia de obras ilegal a un compañero de partido.

Todo eso y mucho más está sucediendo a la vez, mientras llega hoy Mario Conde a Antares para dar un mitin de campaña en la promoción de su libro De aquí se sale, nueva entrega de su retahíla sobre la podredumbre de la Política y de la Justicia a la española. Muchos de los que le piropearán son votantes del PP, y se sentirán reconfortados con la filípica del ex presidente de Banesto, a quien la abrumadora actualidad le pone a huevo la feroz crítica sobre el colapso de nuestra democracia. El Sistema, como él le llama, y del que formó parte, porque de lo contrario no hubiera accedido al club de los grandes banqueros.

A esos votantes del PP, que mañana pueden ir al mitin de Rajoy en Sevilla, les va la marcha y la rotundidad del discurso de Conde, carente de cualquier asomo de duda o autocrítica. En su fuero interno prefieren a Mario el efervescente que a Mariano el relativista. Pero más les excita contribuir en las urnas a la derrota del PSOE. Mucho tendrá que afinar Rajoy, pilotando a una nación colapsada, para que la España mesiánica no se le suba a las barbas y proclame con ardor remedios para la desconfianza hacia la política mucho peores que los males actuales causantes de tanta ruina.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios