Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El mandarinato ya tiene la final que deseó

CUANDO el tiempo galopa de forma inexorable hacia un fin de semana tan lluvioso como sugerente para el fútbol según Sevilla, no estaría de más recapacitar sobre lo ocurrido en la primera toma de las semifinales de Copa. Con el Betis en la intentona de ver qué forma tiene de romper el maleficio que le persigue en Mestalla y con el Sevilla esperando a un Barça que no parece tan temible, los rescoldos de la Copa subsisten en el recuerdo.

Por lo pronto debe andar frotándose las manos el genio que desvirtuó el torneo del K.O. mediante un sorteo dirigido. Con Madrid y Barça en distintas partes del cuadro, muy cortito se ha de ser para no echar el resto por una final entrambos.Y a falta de confirmación oficial, después de lo sucedido en el primer acto, la sospecha cierta se convierte en certidumbre libre de toda sospecha para anunciar urbi et orbi que el Sábado Santo se librará la final deseada... y diseñada.

Mediante renglones torcidos por dos autogoles y una tarugada de Courtois, el Madrid escribió derecho hasta hacerse acreedor al triunfo. La fórmula empleada fue la de meterse en la piel del rival y mimetizarlo hasta dar la impresión de que el Atleti de Simeone vestía de blanco. Le jugó con la misma moneda hasta el punto de que todos los blancos parecían sosias de Diego Costa en sus comportamientos intensos, más zafios y ventajistas, propios de lo que se da en llamar el otro fútbol.

Luego, el Barça no se bastó por sí solo para doblegar a la Real Sociedad. Espeso como no se recordaba, el equipo azulgrana hubo de recibir un empujoncito del árbitro para ir con cierta tranquilidad a Anoeta. De penalti y expulsión impunes se pasó a gol en contra y expulsión propia para que el partido ya sólo se jugase en campo donostiarra. A pesar de todo hubo de llegar un gol surrealista para que pueda apostarse con más garantías por la final que algún mandarín diseñó.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios