La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Durante más de un mes, San Isidro

Comenzaba ayer San Isidro, la feria taurina más larga de cuantas se dan en todo el orbe, y ahí nos tendrá entretenidos hasta su finalización. Treinta y cuatro festejos superan con creces la sobredosis y nos compadecemos de cuantos han de ir por obligación todos esos días. Sentarse en la piedra venteña no es baladí y hacerlo durante más de un mes roza el martirio. Tiene esta feria, inventada por Livinio Stuyck cuando más hambre había en una España que padecía la posguerra más cruel y larga, la novedad del bombo. El invento de Simón Casas, tan cantado en algunos sectores, le da un plus de atracción para que unos carteles mediocres a más no poder tengan su poder de convocatoria. Ayer arrancó con la corrida de Santa Coloma y hoy aparece Fuente Ymbro, la divisa triunfadora en Sevilla, para Finito, Urdiales y Perera, un buen cartel, pero qué feria más larga.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios