Alto y claro

José Antonio Carrizosa

jacarrizosa@grupojoly.com

¿Qué pasa en el Ayuntamiento?

El PSOE va a cometer un error grave si no resuelve pronto las incógnitas en torno a la Alcaldía de Sevilla

Amediados de octubre se celebrará en Valencia el congreso federal del PSOE y un mes después tendrá lugar el andaluz. Todo apunta a que esos congresos se celebrarán sin la presión ambiental que supondrían unas elecciones anticipadas en Andalucía. El todavía alcalde de Sevilla deberá llegar a esas citas con algunas ideas claras sobre qué va a pasar en el Ayuntamiento de Sevilla, donde ya se aprecian consecuencias evidentes de paralización en la gestión y falta de iniciativa política. El doble chaleco de alcalde de la capital y líder y candidato de su partido a la Presidencia de la Junta tiene difícil compatibilidad, tanto por la situación interna de los socialistas como por las propias características de una región en la que todo lo que huela a centralismo sevillano provoca algún recelo. Cuantos antes resuelva cómo y cuándo va a salir del Ayuntamiento más pronto tendrá Espadas las manos libres para armar un proyecto político que pueda vender en toda Andalucía y que le permita tener un resultado decente en las elecciones, toquen cuando toquen.

Por ahora, la candidatura del alcalde de Sevilla no despierta demasiada preocupación en la Junta ni en el PP andaluz, donde piensan que Espadas no va a ser rival en las próximas elecciones y que está todavía muy verde para aspirar a quitarle el puesto a Juanma Moreno. Todos los sondeos y no sólo los sondeos apuntan en esa dirección. Pero mejor haría la cocina electoral de San Telmo en no confiarse demasiado, sobre todo teniendo en cuenta con qué resultados en las urnas y con qué carambola parlamentaria llegó al cargo el actual inquilino de la Presidencia del Gobierno andaluz.

El PSOE va a cometer un error con consecuencias graves si descuida el Ayuntamiento de Sevilla y no pone pronto encima de la mesa un nombre y un proyecto que les permita completar el actual mandato municipal y aspirar a mantener el sillón de la Alcaldía. La operación de Espadas, como se ha apuntado ya en varias ocasiones, presenta el riesgo claro de no alcanzar la Presidencia de la Junta y perder en la misma jugada el Ayuntamiento de Sevilla. Cuanto antes se clarifique la situación más posibilidades tendrá el elegido de conectar con Sevilla. Ni Antonio Muñoz ni Juan Carlos Cabrera, si finalmente es alguno de los dos concejales que han tenido más protagonismos durante el mandato de Espadas, tiene suficiente perfil político y necesitarían tiempo y apoyo orgánico para darse a conocer en toda Sevilla y no solo en algunos de sus colectivos. Y si es un candidato que ahora no está en el Ayuntamiento va a necesitar de un largo periodo de permanencia en la ciudad para darse a conocer. Espadas está dejando pasar un tiempo que, esta vez, no juega en su favor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios