Juan Espadas ha acreditado que es hombre de actitud moderada y al que le gusta, siempre que puede, eludir las polémicas, sobre todo si sabe que tiene las de perder. ¿Pero puede un candidato a liderar su partido en Andalucía y a presidir la Junta ponerse de perfil ante un tema como la decisión del Gobierno de la nación de indultar a los condenados del procés? No debería, por más que ello le suponga marcar distancias , aunque sea sólo en esta cuestión, con Pedro Sánchez. El silencio puede que sea valorado por la dirección del partido, pero seguro que no por el electorado andaluz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios