La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Una pregunta, ¿qué Juan es el auténtico?

Cuando el comunismo se congratula con los presupuestos y afirma que con ellos gana la democracia hay que tentarse la ropa primero y echarse a temblar después. La marcha de Juan Espadas suena a espantá con la que emborrona una andadura de moderación y de vamos a llevarnos bien. Suena de forma que hemos de hacernos una pregunta inquietante, la de qué Juan es el verdadero, si el que se ha pegado un mandato llevándose bien con todos o éste que se va dando un portazo y dejándonos en manos de sus socios comunistas. Es una despedida sorprendente si no fuese por la cantidad de socialistas que nos tenían engañados y que se han apuntado de prisa y corriendo al sanchismo bajo el socorrido grito de "maricón el último". Y nos deja de sucesor a un adalid del turismo que a ver cómo les dice a los guiris que no pueden ver la Sevilla interesante desde un autobús.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios