Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Mientras el primer equipo no funcione...

Ya pueden hacer dibujos de colores Ángel Haro y el Consejo que todo se fía a lo que diga el balón

Crecerían los enanos en el caso de que se le ocurriese al Betis poner un circo. Lo último es que la tercermundista Justicia que se usa en esta tierra de garbanzos no tiene otra salida que alargar aún más la judicialización del club. Lo último es que la sentencia de la causa mercantil tardará aún más en publicarse, por lo que ese dichoso 31,38% de las acciones suspendidas cautelarmente tardaremos en saber cuál es su realidad. En fin...

Mientras tanto y afortunadamente, la vida del club no se ha parado. Sólo a expensas de que el primer equipo funcione, lo demás progresa adecuadamente. Se me dirá que de qué vale ese progreso si el primer equipo no es capaz de ir acorde con ese progreso. O sea, que de qué te sirve ganar el mundo si pierdes el alma. El alma de todo club de fútbol es el primer equipo y no cabe la menor duda de que eso no funciona como debiera, ¿o hay alguien que cree que sí funciona?

Embarbascado en el mismísimo pretil del temido pozo, el equipo no está ayudando en la hierba a que el bético vea con buenos ojos cuanto se hace en la moqueta. Ni siquiera se alegra de que la tribuna sur del semiestadio vaya alzándose en unos plazos más acelerados de lo previsto o que la ciudad deportiva Luis del Sol ya esté en consonancia con lo que se lleva en Primera División. Nada es acogido con entusiasmo porque lo principal no funciona como el bético anhela.

Harto de estar harto, ese admirable espécimen que es el bético, no comprende por qué su Betis del alma no le da motivos en la hierba para disfrutar y, claro, eso se extrapola al resto de la gestión. Y hasta se acusa a los dirigentes de ignorancia, incluso de otros defectos más graves. Nada de lo que ha hecho el consejo que encabeza Ángel Haro sirve ni servirá para algo mientras el primer equipo, único motor válido, no funcione como el bético desea. A ver si de una vez, ¿no?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios