MOVILIDAD ¿Dónde dejar bicis y patinetes al utilizar el Metro de Sevilla?

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

La reforma de la ley de seguridad

Nos ponemos en el primer lugar de todos los países de la UE en cuanto a facilidad para las manifestaciones callejeras

Cuenta el Gobierno de Pedro Sanchez, para reformar lo que llamaron la ley mordaza, aprobada por el Ejectivo de Rajoy, además de con sus habituales apoyos de la izquierda, con los de Bildu, la CUP y Esquerra República. Lo más saliente de la reforma es que se podrán convocar manifestaciones en las calles sin necesidad de comunicación previa a las autoridades y, además, se limitarán los materiales antidisturbios que se usan por fuerzas del orden. Así que con ello nos ponemos en el primer lugar de todos los países de la Unión Europea en cuanto a facilidad para manifestaciones callejeras.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han sido excluidas del debate para la reforma de la actual legislación y, por ello, el próximo 27 de noviembre está previsto que 100.000 agentes se manifiesten contra esa exclusión, porque ni siquiera han sido oídos. La ley actualmente vigente ha sido bien valorada por tales fuerzas y no se ve la reforma ni necesaria, ni conveniente, ni oportuna, como se pretende en la exposición de motivos de la nueva ley. La iniciativa legislativa se hace a solicitud del grupo parlamentario catalán de CIU y parte de que el concepto de "seguridad ciudadana" no puede identificarse con el "antiguo concepto de orden público" y que la disolución de una reunión o manifestación sólo se acordará si no cabe una medida menos intensa. Curiosamente no se expresa de quién será este criterio, ni se detalla que medida debe ser la sustitutiva. Por supuesto, se prohíbe la utilización de pelotas de goma. En el proyecto se contiene otra serie de medidas buenistas, como la exención de responsabilidad a menores de 14 años y en el ejercicio de la prostitución sólo se podrá sancionar al cliente, aunque el ofrecimiento de servicios no puede hacerse en determinados lugares. Se suprime la publicidad de sanciones y se limita el uso de materiales antidisturbios. Las multas no experimentarán incremento, pese a que son las mismas de hace 22 años. Se prevé la creación de un registro central de infracciones para poder apreciar reincidencias.

Se ha constituido una plataforma que se titula No a una España insegura, constituida por medio centenar de asociaciones de Policía Nacional, Guardia Civil, policía autonómica y local, que ayer miércoles preveían manifestarse y el sábado tienen previsto hacerlo por el centro de Madrid, organizada por Justicia Policial, disconformes con las reformas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios