Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En un retorno más que ilusionante

VIERNES, Valencia, 25 de agosto de 2006, hotel NH Center, junto al viejo cauce del Turia. El Betis empieza mañana sábado la Liga en Mestalla y Jabo Irureta empieza a tener la sensación de que lo han engañado. La promesa de refiuerzos y de no desprenderse de sus dos grandes figuras no se cumplen. Oliveira ha sido traspasado al Milan y queda Joaquín, pero enesa tarde sabatina el portuense va camino de Albacete para acatar no se sabe qué.

En ese hotel, el bar está repleto para presenciar el Barça-Sevilla que se libra en el Luis II monegasco y así dilucidar quién se lleva la Supercopa europea. A todo esto, Manuel Castaño, que ha viajado con el equipo, jura en arameo contra la loperada de hacer viajar a Joaquín a Albacete. Pero la imagen viva de la más absoluta estupefacción es la de Irureta mirando sin ver el partido de la tele en el convencimiento de que pocas cosas de las que le prometieron van a cumplirse.

Todo acabó con Joaquín en el Valencia, precisamente en esa Valencia donde el Betis pernocta a la espera de empezar la Liga y de todo eso acaba de cumplirse nueve años. Nueve años en fútbol es una barbaridad de tiempo y no siempre ese tiempo no pasa en balde, pero lo cierto es que el retorno del sensacional extremo portuense le ha alegrado las pajarillas a una afición deseosa de buenas noticias, esas noticias que tanto suelen escasear en el día a día del Real Betis Balompié.

No creo que venga Joaquín a echarse el equipo a la espalda, entre otras cosas porque nunca acostumbró a tales excesos, pero sí cabe columbrar que el Betis con él será indudablemente más atractivo, menos plano, mucho más sugerente. El retorno de Joaquín parece un más de lo mismo a lo ocurrido primero con Del Sol y luego con Gordillo, pero llega más joven que estos dos iconos del Betis. Bienvenido a casa y que no hayas dilapidado el duro para así cambiarlo en bien del Betis.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios